15 errores que no debes cometer al hablar en público

Hablar en público

A todos en nuestra vida nos ha tocado, sea cual sea nuestro trabajo, educación, lugar en que vivimos, personas con quien nos relacionamos, creencias, gustos o pasatiempos, etc. en algún momento nos ha tocado o nos tocará hablar en público; y es que esta actividad ha sido relevante desde siempre, es por ello que en este artículo veremos 10 errores que no debes cometer al hablar en público, teniendo presente estos tips podrás llevar tus presentaciones a buen término y avanzar en el manejo de la oratoria.

10 errores que no debes cometer al hablar en público

A continuación veamos algunos errores que no debes cometer al hablar en público, separados por secciones, para que tengas presente que cuidar para cada aspecto, hasta podrán surgir nuevas recomendaciones de tu parte.

Acerca de tu presentación personal:

Error Número 1: No contar con el vestuario adecuado

Nuestra imagen es muy importante, habla mucho de nosotros, como también refleja el respeto que tenemos por nuestra audiencia (Aunque si hablamos de humoristas es un poco diferente), basado en el tipo de presentación que deseas realizar y lo que deseas conseguir con tu público deberás dotarte con un vestuario orientado para la ocasión.

Acerca de tu discurso

Error Número 2: No usar tono y ritmo adecuado

Una de las formas con las cuales podrás establecer enlaces con tu audiencia es hacer uso de un tono de voz adecuado, deberás cuidar este aspecto, como también el ritmo con el cual trasmites tu mensaje, analiza los momentos en que tu presentación requiera un tono de voz fuerte y en cuales otro más suave, también es recomendable al momento de hablar temas muy técnicos ser pausado, muchas veces creemos que un tema es muy fácil porque lo manejamos, sin embargo miembros de la audiencia pueden estar naufragando en un mar de conceptos y mecanismos que no conocen.

Error Número 3: No imprimir tiempo en preparar tu presentación

Si bien en cierto a medida que vas dominando los escenarios, tienes la facilidad de improvisar y hacer fluir tu presentación, sin embargo tomar tiempo para tu presentación siempre garantizará tener los objetivos claros de tu ponencia, vamos tu audiencia merece una presentación especial, ¡diséñala, practícala y sorpréndelos!.

Error Número 4: No tener cuidado con el inicio y cierre

Impactar desde el comienzo garantizará que tu audiencia muestre interés y conecte con tu presentación, las típicas introducciones como: “Muy buenos días hoy hablaremos de..”, “Hola mi nombre es..”, “Buenos días me presento soy..”, seguro que no aportan mucho a esa introducción impactante, fuerte y poderosa que haga que te recuerden, ¿qué tal si cuentas una historia sorprendente?, o ¿citas un pensamiento que encienda la atención de las personas? y ¿si haces una pregunta retórica? o ¡citas una estadística impactante!, Por citar algunos ejemplos:

  • Muy seguramente esta no sea la mejor presentación que verán en toda su vida, ¡será la más asombrosa!, no lo diré yo; lo dirán ustedes al finalizar“.
  • ¿Saben que un gran porcentaje de las personas que asisten a mis conferencias terminan siendo ricos al poco tiempo?“.
  • Nosotros, la raza humana somos tan especiales que según el censo más reciente publicado en el Astrophysical Journal existen más de dos billones de galaxias y ¡eres único e irrepetible!“.

Estos son solo algunos ejemplos, algunas personas lo hacen con un vídeo introductorio, también es muy buena práctica, toma unos minutos para pensar el arranque de tu presentación, como el final de la misma y podrás terminar con orgullo con un ¡Muchas gracias!.

Error Número 5: Extender la presentación

Frente un público exigente (Que normalmente lo tendrás), prolongar tu presentación no traerá buenos resultados, mucho menos si no eres el único ponente, este error puedes mitigarlo haciendo una planeación de los tiempos en tu ponencia.

Error Número 6: Demasiado formal, ¡Pero demasiado!.

Es cierto que nuestra forma de hablar y el material a mostrar debe ir acorde con nuestra ponencia y el público al que deseamos dirigirnos, en ocasiones romper los esquemas motiva, llama la atención, saca sonrisas y promueve el interés.

Acerca de tus recursos visuales 

Error Número 7: No optimizar tus diapositivas

Es muy común hacer uso de ayudas visuales que además de aportar en conectar a la audiencia con nuestra ponencia, podemos llevar una secuencia acerca de la forma en la cual transmitimos nuestras ideas, estas diapositivas deben cumplir con los siguientes aspectos:

  • No cargarlas con mucho texto.
  • Evita utilizar demasiadas animaciones o transiciones.
  • El diseño y colores de las diapositivas deberán ir acorde a la ocasión.
  • Usa el menor número de diapositivas posibles (Recomendado 10).
  • Usa en mayor medida imágenes.
  • Deberás alinear los elementos de la diapositiva, deberán ser proporcionales y organizados.
  • Está bien que utilices Power Point, pero utilizar otras alternativas novedosas es excelente.

Acerca de tu actitud

Error Número 8: No ser agradable

Para evitar este punto muy fácil, ¿Sonríe!. Empieza tu presentación con energía y ánimo, que tu audiencia se sienta en un lugar agradable y olvide el estrés de una jornada laboral, inspira confianza, utiliza historias o vivencias propias para hacer un símil con el tema tratado, al crear un ambiente amigable, las personas estarán dispuestas a recibir tu mensaje, además deberás reforzar este punto en el transcurso de tu presentación.

Error Número 9: No abrir espacio para preguntas

En una presentación interesante y exitosa debe existir el espacio para solucionar las dudas, normalmente este se deja al final de la charla, abrir un espacio para preguntas permite aclarar todos los aspectos que quizá no fueron claros en tu presentación o que la audiencia no alcanzo a captar de inmediato, además en este espacio tienden a surgir nuevas ideas, proyectos o recomendaciones que permitirán tanto al orador como a la audiencia ir mucho más allá, investigar, experimentar, arriesgar.

Error Número 10: No pensar en la audiencia

Muchas veces como ponentes nos centramos en nosotros, en salir bien, en demostrar que manejamos tecnicismos y que conocemos profundamente un tema, sin embargo tu público espera que ese conocimiento lo expongas de una manera digerible, este es un gran reto para un orador, debido a que bajar temas y conceptos a niveles simples, ilustrados con historias y vivencias no es fácil.

Error Número 11: No establecer contacto visual

No mirar a tu audiencia envía mensajes muy perjudiciales para tu presentación, el público puede sentir que no hacen parte de la actividad y que no deberían estar allí, como recomendación en este punto deberás establecer contacto visual, identifica caras amigables entre el público, lanza miradas que permitan sentir a los presentes que hablas con ellos.

Error Número 12: Mostrarte como alguien perfecto

Este error se presenta en ponencias frente a públicos expertos, se recomienda mostrar humildad frente a los temas tratados, de lo contrario podrás inspirar poca credibilidad, al tener un público experto podrás dar la oportunidad a cualquiera de los presentes para el aporte de nuevas ideas y conceptos.

Error Número 13: Decir que no manejas el tema

En ocasiones y quizá por los nervios algunos ponentes y de forma muy errónea dicen al principio de su intervención “no se manejar mucho el tema“; o que “no es mi área de estudio“, también es muy común escuchar “no es mi fuerte“, lo importante de tu presentación es lo que el público determina, quizá sea cierto que no manejas ese tema como piensas que debería ser, pero ese detalle guárdalo solo para ti.

Acerca del manejo del escenario

Error Número 14: Posturas tímidas

Este es uno de los errores que no debes cometer al hablar en público más comunes, son todas esas posturas que dan un mensaje inseguridad y timidez al público presente, deberás mostrarte relajado y tranquilo, nada de encoger tus hombros, guardar las manos en los bolsillos, tener las manos detrás, cruzar los brazos, jugar con objetos como: marcadores, borradores, controles, etc, recuerda el escenario es tuyo utilízalo a sus anchas.

Error Número 15: No manejar los nervios

Tener nervios al momento de realizar una presentación importante es normal, deberás ser consciente que tanto pueden afectar tus nervios en el desarrollo de la misma, para mitigar este punto, es importante preparar bien tu presentación, no intentar aprender todo de memoria, practica frente a familiares o amigos, el día de tu ponencia, realiza un reconocimiento del escenario, puedes caminar o asomarte antes de comenzar, seguro que al momento de salir te sentirás más cómodo, algunos jugadores de fútbol salen al terreno de juego antes de comenzar el compromiso y caminan la cancha para liberar las tensiones.

Sin duda la práctica hace al maestro, tener en cuenta estos errores que no debes cometer al hablar en público mitigarán muchas cosas, deberás trabajar fuertemente, toma muy enserio tus presentaciones y verás cómo podrás pulir tu discurso y el manejo de todos estos aspectos mencionados.